domingo, 26 de agosto de 2012

cómodamente en tus bolsillos.


Llévame a donde quieras
de la mano o de las orejas
con cariño o sin cuidado
llévame como solamente tú sabés hacerlo.

Paséame por el continente
o encérrame en tu habitación
¿Con que lugares soñaste,
podrías contármelo?

¿Querés viajar por los cielos
llegar hasta el suelo inglés?
¿Querés pasear por Londres
y qué más querés hacer?

¿Querés viajar a Francia
conocer la torre Eiffel?
Querés ir a todas partes
hay tanto por conocer.

¿Querés pasear por Italia
tan sólo en mi compañía?
¿Querés que seamos nosotros
los únicos dos en el mundo?

Si eso es lo que quieres, querida
eso es lo que tendrás
yo nunca podría negarme
de seguirte a donde tu vas.

Ser jóvenes es nuestra aventura
nuestra brújula el corazón
los dos sentimos lo mismo
no hay margen para el error.

Ahora, escucha lo que te digo
y préstame mucha atención
porque siento que es necesario
hacerte una aclaración.

Todos los viajes terminan
lo bueno no puede durar
quisiera poder cambiarlo
pero no te quiero engañar.

Por eso, no te preocupes
por mí, yo estaré bien
te lo recuerdo, querida
hacé lo que tengas que hacer.

No tengas miedo ni angustia
hacélo y no mires atrás
no tenés que pensarlo dos veces
a donde quieras, me podés dejar.

Porque todo lo que me diste
tus ojos y escuchar tu voz
es más de lo que pude pedirte
ese poco fue demasiado para alguien como yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario