lunes, 26 de noviembre de 2012

pudieron tenerlo todo.



¿Te imaginaste caminando sobre la espalda de mujeres bonitas?
Te viste, si, te viste, te viste pisando a todas las que un día te rechazaron
hundiendo tus pies sobre la carne de adolescentes histéricas
soñabas con este momento de dicha, el momento que marcaría tu progreso, el momento que marcaría su ruina.

¡Qué vulgar es el sendero que conduce hacia la gloria!
los quejidos y lamentos se despiertan a tus pasos
no son más que una mueca del ayer, una mueca indecorosa
ya no son nada más que abono para un mañana mejor, para un mañana soleado de risa y algarabía.

¡Parece que siempre es demasiado tarde para todo!
Pudieron tenerlo todo, ellas, de haberlo querido, pudieron haberlo tenido todo
atrás quedaron las horas frente al espejo: produciendo, arreglando, ensayando
recorrer ese suave torso con tus manos ya no es parte de la fantasía, se acabaron los sueños húmedos.

Las lecciones de vida,
las oportunidades,
los acertijos
se deshacen con la música de un arpa que anuncia:
la entrada en un mundo donde ya no importan sus perfumes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario