domingo, 11 de noviembre de 2012

todos mis aviones.



Todos mis aviones se fueron para el cielo,
cargados de ilusiones, entre nubes se perdieron.

Todos mis aviones cruzaron el océano,
las buenas intenciones siempre los condujeron.

Trazados en un mapa los destinos se hallaban,
pobrecitos, mis aviones, eran mi única esperanza,

Diferentes direcciones tomaron mis aviones,
rechazos y negativas recibieron por montones.

“Este no es un buen lugar para dejar sus aviones”
me decían desde el radio las voces de esos señores.

Tras unas horas de vuelo la desesperación se nota,
el combustible se agota y mis aviones se caen.

Y se hunden y se estrellan en el agua y en la tierra,
pobrecitos, mis aviones, de ellos ya no queda huella.

Mi familia y mis amigos todavía no lo entienden
todos ellos me preguntan ¿qué es lo que pasa contigo?

Yo tuve un sueño y quise cumplirlo
lancé mis aviones y ahora los he perdido.

Para siempre se han marchado, ahora nunca volverán
mis aviones, mi esperanza, descansen en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario