lunes, 26 de mayo de 2014

el hombre de las cavernas.



cae de tus manos mi corazón en un descuido
y no parece importarte
que esté en el suelo su contenido

cae de mi boca la despedida en tus oídos
que tapados o distraídos
jamás se enteran que me has perdido

cae de mis piernas el valor
tibio y escaso chorrea
dejando un rastro que conduce hasta una cueva

no pienso en salir, no pienso en volver
tan sólo pienso en lo que te di
y que dejaste caer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario