domingo, 18 de enero de 2015

canis lupus halitosis.



cerrar los ojos no cambia nada
rezar al cielo, pedir perdón, decir mentiras
no cambia nada

todo lo que hice para encontrarlo,
para escaparme de él
cada paso caminado en la dirección opuesta
no cambió nada
sólo me acercaba un poco más

y el andar saltando de un lugar a otro,
de un país a otro en la geografía,
de un mundo a otro,
de una droga a otra, de una cama a otra,
de un camino a otro y así
no cambia nada

igual lo tengo delante mío
detrás de mi
bajo los parpados y en la nariz
sobre los labios
entre los dientes
detrás de la piel
encima de la carne
y en los huesos

tengo este momento
y este momento,
que se termina sin que pueda dimensionarme en él
que morirá antes de que logre aprehenderlo
y que dará lugar al siguiente,
es un momento tan determinante
como el próximo
o el anterior

tomar conciencia o
destruirla
no cambia nada

no te resistas
no te doblegues
no cambia nada

todo es oscuridad
pasado, presente y futuro
recibo el aliento de un lobo viejo y enfermo sobre mi cara
suelto el recuerdo de días mejores
y avanzo

soy mi única esperanza de días mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario