domingo, 8 de marzo de 2015

el reencuentro de dos extraños.



hoy descubrió una sonrisa
donde menos lo había esperado;
una sonrisa plena, que ya casi había olvidado,
bailaba sobre los charcos que la tormenta dejó a su paso

y, portando aquella sonrisa,
vio a un joven despreocupado;
uno de aires seguros, dueño de un corazón liviano.

se miraban y no lo creían
era el reencuentro de dos extraños
pero en el fondo eran el mismo:
la tormenta ya había pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario