domingo, 26 de abril de 2015

cuando seas desplazada.



cuando
mucho tiempo haya pasado
y otra
estampita se destaque en la mesa
de luz de todos los pajeros, cuando
sea desplazada por otra y conozca
el espantoso sabor del suelo, cuando
ya no queden manos que transpiren
discando ese número, cuando
ya no queden pasos que caminen
a encontrarla, cuando
ya no quite más el sueño, cuando
a su paso ningún cuello esté torcido, cuando
nadie espere su regreso, cuando
nada inquiete su retraso, cuando
ya no queden más lugares donde ir a parar, cuando
haya agotado todas las salidas, yo
siempre estaré dispuesto a ella.

no porque esperarla me
quede cómodo o de pasada,
no porque no tenga nada mejor
que hacer con mi tiempo, no
porque no conozca otra manera, sino
porque elegí esas manos para que empuñen
la daga que mi pecho atraviese y desangre
tantos sueños, magias y luces
que le pertenecen, que son
su creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario