miércoles, 17 de febrero de 2016

otra de esas que le gustan a cualquiera.





Cualquiera diría que cometió un error al despegar los pies de la Tierra,
que los que sueñan despiertos merecen un tropezón,
que después de besar el suelo nunca vuelven a regalarse,
cualquiera dice muchas cosas para tapar lo que dicta el corazón.

Ayer la vi volar de alegría entre las sombras del atardecer,
camino de vuelta a casa, después de verte,
era la viva imagen de la libertad,
ninguna tormenta inquietaba su cabeza,
ninguna deuda pendiente le pesaba al andar,
caminaba decidida a contagiarnos con su luz.

Esta mañana el escenario cambiará drásticamente,
esta mañana será una mañana que no podrá borrar de sus ojos,
esta mañana descubre de quién se ha enamorado;
el día le tiene preparado un duro golpe,
hay un desenlace que se agita violento esperando salirle al encuentro.

Cuando lo descubra, cuando confirme lo que todos ya sospechábamos,
cuando llegue a su ventana el agüero del mal pájaro
cuando tantee su pecho y descubra el vacío,
cuando quiera equilibrarse y no encuentre tu mano para sostenerse,
cuando finalmente caiga en la dolorosa verdad de los hechos,
lo primero que hará será echarse la culpa,
odiará a los ojos que puso a mirarte
odiará ese magnetismo que cree tener para los tipos como vos,
odiará a todos los sueños que se permitió acumular estando despierta,
después le dará el gusto a cualquiera,
empezará a detectar trampas por todos lados,
se volverá desconfiada,
se volverá como el resto,
otra de esas que le gustan a cualquiera,
que lo frecuentan, que lo acompañan, que lo enaltecen,
que toman a pie juntillas cada mierdosa palabra que sale de su mierdosa boca;
no te olvidés, cazador,
que existe un nombre para lo que estás haciendo,
y aunque todo parezca estar saliéndote a pedir de boca
y aunque no parezca que le martillaste el corazón
y aunque ya tengás sujeta por el cuello a la próxima victima
y aunque no te importe el desconcierto generado a tu paso
y aunque la suerte parezca no agotarse
las balas si lo hacen
y regresan,
vuelven cansadas hacia el lugar donde partieron,
todo vuelve tarde y temprano hacia vos
y si no te andás con cuidado
será tuya la cabeza que termine en la pared.

No hay comentarios:

Publicar un comentario