miércoles, 10 de febrero de 2016

recurrente.






el sueño cobarde
de escapar y empezar de nuevo
en cualquier parte, en otro lugar, 
lejos de acá, 
lejos de todos,
lejos del ayer y del ahora
donde nadie me (re) conozca,
donde nadie esté familiarizado con lo bruto de mis falencias,
donde nadie se haya acostumbrado aún
a verme caer y zozobrar en el piso;
ese sueño envejece bajo mi almohada,
por las noches lo saco, lo acaricio, lo hago esperar,
le prometo que un día saltaremos juntos al olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario