miércoles, 21 de septiembre de 2016

dudoso.



más que nada por las dudas,
me fui a pique antes de la tormenta,
anticipándome, irremediablemente,
a una desafortunada posibilidad,
volviéndola destino,
certeza, objetivo,
razón de ser,
después junté los restos del naufragio
y fabriqué una cruz de madera
para que a nadie se le olvide
dónde resucitó el no nacido.  

los años garantizan vejez, no aprendizaje:
la máscara se hizo costumbre,
mecanismo, deporte, necesidad,
el simulacro venció a la amenaza,
la impostura conquistó al interprete
y ahora soy el silencio
presionando los labios de la no justicia
la pausa entre la vida y la muerte,
la mentira.

delante de la máscara
encontraran la verdad:
el llanto que hice palabras
sacó a flote un tesoro
pero la impenetrable esencia se ha hundido
en un remolino de voces que no son la mía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario