domingo, 30 de abril de 2017

quiero saber


quién va a ser el primero
o la primera
que se anime
a bardear por amor,
a descubrir cómo besa la libertad,
a desordenar estas maneras
tan férreas y solemnes
de relacionarnos,
a desatorar
lo que prudentemente
se nos metió por la garganta,
a desembozar
la tropilla de indomables
que está pateándonos el pecho
cada vez que rozan
palabras como fósforos
nuestros cuerpos regados de pólvora.

alto carisma desarrollamos
siendo cautelosos
y vos
¿para qué querés
tanto encanto
si no lo vas a compartir?
qué salgan de mi camino
los que van a conformarse con fantasear,
las que procuran silenciar los tambores,
su cobardía obstaculiza la posibilidad
de alegrar con su destello
el formalismo de observar
este derrumbe interminble.

demasiado postergar placeres
no va a intensificar el sacudón
que dará a nuestros huesos
meter los dedos
en el bendito enchufe de la vida,
activemos ese viaje, que sea liberador,
cabalguemos juntos a lomo de una ballena,
surcando horizontes más allá de la cúpula,
lejos del smog, de los buildings y la catedral,
porque entregarme pacientemente
a ver si me cae del cielo
una beatificación
no me apetece
y espero que a vos tampoco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario